Si miramos a nuestro alrededor nos podemos dar cuenta que la música es parte de la naturaleza y de los seres humanos. Los componentes básicos de la música como ritmo, melodía y armonía son los mismos que componen nuestro organismo. El ritmo cardíaco, la sincronización rítmica al caminar, la melodía y volumen de nuestras voces al hablar, etc.
Cada nota musical contiene cualidades físicas específicas que se interpretan de manera matemática. Estas notas musicales tocadas de diferentes maneras, en diferentes intervalos, con diferentes ritmos, dinámicas y volúmenes, también influencian el ser humano de manera psicológica. Las cualidades de la música que afectan estados de ánimo, controlan conductas y ayudan al bienestar de los seres humanos están siendo investigadas por personas calificadas llamadas musicoterapeutas.
Estos estudios demuestran que la música ayuda a los pacientes a ganar control sobre su ritmo de caminar después de sufrir un TEC, estimulan la memoria anterógrada y retrograda, ayudan a incrementar la autoestima, estimulan a formar nuevas relaciones sociales, y se puede utilizar como método de contacto con la realidad.
Abrir chat
Hola, bienvenid@ a Clinica Erikson.

¿En que te puedo ayudar?